Antonio Bachour, el maestro de ceremonias de la pasión.

Hoy dentro de la sección «Mentes Creativas» es un autentico placer presentar a Antonio Bachour.

Hace unos días tuve el placer de hablar con uno de los pasteleros más reconocido y premiados del planeta.

Hablar con Antonio es ver unos ojos llenos de pasión, alegría y felicidad. Cuando unos tras haber conseguido lo que ha conseguido Antonio, se hubiera «echado a dormir» y vivir de las rentas, Antonio lucha todos los días con la excelencia por bandera, por ir un paso más allá.

¿Qué acaba ocurriendo cuando hacemos eso?

Que acabamos siendo inspiración, como así ocurre para sus miles de seguidores que tiene en todas las redes (en Instagram, más de 1,3 millones en su cuenta personal). Pero también, abre campo dónde hasta la fecha nadie había dado una formación o estaba reservado para ciertas personalidades. A día de hoy, todos los años está dando más de 30 clases por todos los países del mundo y recorridos más de 60 países con su trabajo por bandera. Con sus clases prácticas, siente que el mayor premio que le dan sus alumnos es ver su casa de ilusión al ver hecho realidad el postre que Antonio ideó.

Ver sus obras es ver que sin ilusión por lo que hacemos, acabaremos haciendo lo mismo que los demás. Que el color de sus postres muestra la pasión que tiene por lo que siente y que si muriese ese mismo día, se iría con la satisfacción de hacerse ido habiendo hecho lo que su pasión le dictaba.

Pero abrir camino también tiene sus inconvenientes si no tienes fuerza de voluntad y constancia por lo que te apasiona. Antonio es el precursor de los bombones de colores. ¿Y cómo sentó la idea cuando la expresó? Le llamaron de todo, principalmente los franceses que en ese momento marcaban tendencia en el mundo de la gastronomía. A día de hoy, ¿Quién no ha comido un bombon de colores?

Pero si no eres más fuerte que las presiones que puedas recibir, si la duda es más fuerte que tu pasión, acabarás olvidando tu idea y seguro lamentándote pensando qué hubiera pasado si hubieras seguido un paso más allá

De pasión por la pastelería, pasión por siempre ir un paso más allá, por dar siempre lo mejor a sus clientes.

¿Quiénes estando en Miami pensaría en dar mantequilla traída de Francia a sus clientes, pudiendo dar margarina u otro sucedáneos? Muchos lo pensarían pero hacerlo, para Antonio sería un sacrilegio, ya que para él lo más importante es el cliente y siempre darle lo mejor.

Eso demuestra una característica de las «Mentes Creativas«, la exigencia. Una vez conseguida una meta, ya pensamos que lo tenemos todo hecho, que solo se trata de replicar y ya está. Dejamos de obsesionarnos por los pequeños detalles que fueron los que nos llevaron a ser referencia para muchas personas, a que vengan de distintos lugares a conocernos.. No dejar de ser exigentes como éramos en un principio es tener tatuado nuestro propósito pase lo que pase, éxitos o fracasos; es exigir lo mejor a nuestros trabajadores, porque son los embajadores de la marca y con su excelencia, estaremos innovando constantemente, sorprendiendo a los clientes y en definitiva, liderando.

Cuando nos exigimos, cuando exigimos, estamos desarrollando el talento que tenemos y con ello, siempre nuestra creatividad. Cuando tu exiges y te dan lo mejor de ellos, la marca se fortalece y ante imprevistos, la empresa siempre sale mas fuerte que las empresas que el compromiso ha sido antes, ya muy débil.

¿Cuándo nos daremos cuenta que exigirnos y exigir la excelencia es más beneficioso que vivir en una cultura empresarial basada en las normas y la burocracia, donde la gente acaba «no pensando» y perdiéndonos su talento?

¿Por un pequeño fallo que nadie se podría dar cuenta, echarías atrás toda una tanda de croissant haciendo que los hagan de nuevo? Antonio me comentaba que lo había hecho, que había echado para atrás una hornada por un fallo, que aunque era mínimo, siempre quiere dar lo mejor para todos sus clientes.

Empezamos pensando que por un fallo por el que «nadie se va a dar cuenta». Si lo aceptamos, estaremos aceptando la mediocridad y con ello, la excelencia que habíamos ganado, empezará a desaparecer.

¿Pero cómo comenzó todo?

Portorriqueño de nacimiento se enamoró de la pastelería gracias al negocio familiar que tenían sus padres. Él sabía al ver a los pasteleros haciendo la masa, que se quería dedicar a la cocina dulce.

Mientras sus amigos se iban de fiesta, él se dedicaba a ir a las librerías, pedir un café y leer todos los días de pastelería que tenían, pasando así los días que tenía de fiesta.

Cada día estamos menos dispuestos a darlo todo por nuestros sueños. A la primera de cambio, si sale mal, tiramos la toalla. Además pensamos que son personas obsesionada y Antonio, como todos los entrevistados de «Mentes Creativas» demuestran que SIN PASIÓN, NUNCA HABRÁ CREATIVIDAD.

Cuando la pasión te absorbe, piensas 24 horas en ellas. Su pasión le ha llevado a trabajar en una tendencia en la que ya lleva más de 2 años de trabajo, hacer postres totalmente vegetales. A día de hoy nos cuidamos más, nos preocupamos más

¿Y como es su proceso creativo?

Ver sus redes sociales demuestran dos características esenciales en toda marca creativa, la consistencias y la constancia.

Antonio no se aburre porqué apuesta por la constancia

Si quieres ofrecer siempre lo mejor a tus clientes, no puedes sorprender una vez año con el lanzamiento de una nueva carta. La gente se aburre rápidamente, está ávida de nuevas experiencias y Antonio lo sabe. De 12 postres que tiene, 6 los cambia mensualmente. ¿Qué provoca todo eso? Que siempre estemos atentos a las necesidades del cliente y que tengamos la creatividad siempre desarrollándose.

¿Pero como crea los nuevos postres?

Tras años de experiencia, tiene integrados ya todos los ingredientes, todos los sabores…Sino acude a su ordenador donde tiene todas las recetes que ha hecho hasta la fecha. Combinar las frutas de temporada, los productos de ese momento,… es lo más fácil. Lo que le lleva siempre más tiempo es pensar en nuevos moldes. Y ofrecer nuevos moldes lleva tiempo. Si lo siento, la creatividad lleva tiempo. No se trata de algo «sencillo y rapido» y ya a vivir de las rentas. Para innovar hay que invertir tiempo en la creatividad. Porqué sino uno se acaba aburriendo de si mismo, como decía Antonio.

Antonio es una vez la muestra que ser creativo es darse a los demás. Ya no solo a través de sus obras dulces, restaurantes sino a través de los libros que ha escrito (Bachour Buffets) su ultima creación se llama y que forman para muchos de sus lectores, la guía para su trabajo.

Pero también ser agradecido por lo que aprende de los demás. Durante la conversación hablamos de lo agradecido que está de Paco Torreblanca, uno de los precursores de la cocina dulce en España. También de la humildad y de las conversaciones con Andoni Luis Aduriz, al que considera más que un chef, un filosofo. Así como cocinar en la cocina de Massimo Bottura (chef internacional italiano) o Mauro Colagreco que marcaron un antes y un después en su carrera. Son para él grandes chef pero también con un gran corazón, con facilidad para hablar con ellos, para aprender de ellos. Pero también da gracias a sus seguidores en redes sociales, ya que ellos, también forman parte de él.

Para terminar la conversación quería saber que pondría si tuviera la posibilidad de tener una valla publicitaria. Y la respuesta fue poner sus libros y recetas en ella. Una vez más demuestra una característica que las empresas deberían aprender del mundo gastronómico, el compartir.

Comparten sus recetas, sus problemas, hacen eventos donde cocinan a 4 manos…Desde luego que siempre hay excepciones, pero sería algo imposible en el mundo empresarial, dónde se creen que sus ideas, por ser suyas, ya son excelentes y que tienen miedo a compartirlas, por si fueran a copiarlas. Solo demuestra, que juntos uno se hace más fuerte que por separado.

Gracias Antonio por una vez más confirmarnos que crear es creer y siempre con la pasión por bandera. Es la única forma de vivir de las mentes creativas y como consecuencia, marcan un antes y un después en su campo profesional

Podéis conocer más su trabajo a través de su Web, en Twitter e Instagram

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.