Teletrabajo, Creatividad y otras excusas.

Photo by cottonbro on Pexels.com

El ser humano es un ser un incoherente.

Bueno vayamos un paso más, no es incoherente. Dice las cosas según sus intereses. Y ahora el tema es cuestión por el que lucha es determinar si el teletrabajo, no es que ayude o no a la creatividad, sino cuánto la aplasta.

Esto del teletrabajo pasa igual que con la cantidad de huevos fritos que te puedes comer durante la semana o las copas de vino que te puedes beber y que beneficiaran a tu salud. No hay quién entienda nada. Porqué un día la cosa es excelente y a la otra, es lo peor que puedes hacer con tu vida.

Pues aquí pasa igual, un día es genial el teletrabajo y otro, es lo peor que nos puede pasar como país.

¡¡ACLARENSE QUERIDOS EXPERTOS, QUE HAY MUCHA GENTE QUE LES SIGUE!!

Tras casi dos años con el tema en cuestión, yo me pregunto:

.- ¿Qué hacíamos durante los meses de verano en el colegio? TELETRABAJAR. Hacíamos nuestros deberes en casa y sin la ayuda de la profesora teníamos que terminar los ejercicios que nos mandaban.

.- ¿Qué hacíamos en la Universidad cuando se acababan las clases? TELETRABAJAR Sin la ayuda que pueden tener ahora los alumnos de poder conectar con sus profesores en todo momentos, nosotros teníamos que trabajar los ejercicios para aprobar la asignatura correspondiente.

.- Cuándo somos autónomos y nuestra oficina es nuestra casa, ¿ No estamos teletrabajando? Esto ya ocurría antes de la famosa transformación digital. Y además, no tenías nadie con quién «pelotear» tus ideas, te lanzabas y ya está.

.- ¿Qué ha ocurrido para que en junio del 2020, todo el mundo dijera que el confinamiento había provocado una explosión de creatividad y ahora esas mismas personas digan, que el teletrabajo produce menos creatividad? ¿Ha ocurrido algo que yo no me he enterado?

Mis 3 libros nacieron desde mi casa, Creo con personas que están a cientos de kilómetros de mi. Y hasta con gente que está al otro lado del charco. Y no me considero un Dalí de la creatividad o del Branding, simplemente una persona que cree en sus ideas.

¿Qué ocurre?

Que somos unas veletas «emocionales» apegados a las modas que nos dicen los expertos del momentos que debemos seguir. Pero lo peor de todo, que seguimos hablando de frases de innovación, creatividad o disrupción (sin saber distinguir que es significado tiene cada palabra) y apegados a un management del siglo XX, en el que importa más el número, la consecución del presupuesto trimestral que no darle la oportunidad que dicho trabajador desarrolle su talento desde casa, el baño o desde Tenerife con unas vistas de envidia.

No lideramos, imponemos.

Que creemos en la creatividad pero dentro de nuestras instalaciones, no en sus casas, allá donde no podamos verlos ni imponerlos.

No creemos en el poder de desarrollar el talento de las personas a largo plazo y si en el corto plazo que pueden decir unas cifras de una cuenta de resultados.

No creemos en el poder que puede tener una persona esté donde este y si en las normas que imponemos ya que nos dan seguridad, falsa seguridad, pero seguridad.

Pero si hablamos de equipos dispersos, de la necesidad de la innovación, de equipos diversos… eso que no falte.

Si te han dado la posibilidad de desarrollar tu creatividad, de creer en tus ideas, de caerte y que no tengas la puerta abierta esperándote sin la posibilidad de levantarte, de decir lo que piensas sin que el jefe te ponga caras raras, de creer en ti… Crearas más compromiso con la empresa, estés donde estes, vayas donde vayas, porque lo que quieres es dar todo por esa persona, empresa, que te ha dado esa oportunidad, la de desarrollar tus ideas, algo que seguro, hasta la fecha nadie te había dado.

Pero ahora lo que decíamos que el confinamiento había provocado una explosión de creatividad, ya no sirve. Ahora necesitamos a la gente en las oficinas, que hagan sus 8 horas y si hacen más y no se las pagamos mejor.

¿Qué está pasando?

Que queremos avanzar PERO DE BOQUILLA.

Queremos tener a la gente controlada. Queremos que vean que somos el jefe y no que nuestro hijo nos pueda joder una reunión entrando de improvisto. Queremos dominarlos, imponer miedo y no que nos puedan superar, demostrando que ellos son mejores que nosotros.

EL TELETRABAJO PRODUCE CREATIVIDAD…

…EMPODERAMIENTO

….CONFIANZA.

….CURIOSIDAD.

… INICIATIVA.

Otra cosa es que tú tengas miedo a no ver qué hacen tus trabajadores todas las horas del día, que sientas que no los puedes controlar porque están en su casa. ¿Y esa es la confianza que todo líder debe dar? JAJAJ.

Pero no solo porque esté la pandemia, sino siempre.

Yo no voy de gurú ni te voy a decir qué va a pasar en el mercado laboral, si eres de una generación «Silver» o vete a saber, pero que las pandemias han venido a quedarse, que el mundo está interconectado y que la gente ya no solo quiere un puesto de trabajo bien remunerados, sino también unas condiciones que le hagan sentirse a gusto, feliz, motivado e inspirado, eso te lo puedo asegurar. Y si no les ofreces, teletrabajo, me parece que debes ir pensando en cerrar la empresa o ir a un master de sociología y liderazgo.

Así que el teletrabajo de una manera u otra siempre ha estado entre nosotros, aunque ahora más presente. Pero tú decides si mirar hacia un lado o impulsarlo.

Pero ahora el teletrabajo es malo porque no produce creatividad. NO SEÑORES, NO. Lo que pasa que tenéis miedo a no tener controlados a vuestros empleados, QUE NO ES LO MISMO.

Creer en vuestros trabajadores, darle confianza, las herramientas para que se desarrollen y allí donde estén os darán creatividad y resultados mucho mayores de lo que os imagináis.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.